?

Log in

 
 
26 January 2014 @ 10:56 am
La humedad  
La culpa es corrosiva, inexplicable, inestable e incesante.
Un buen día, de la nada, uno se levanta y nota que ha pasado todo, que ha dejado de ser quien era y que a su paso, como un huracán, se ha llevado y ha alejado a todos los que e algún momento fueron importantes.
Los destrozos son visibles, tangibles e incluso llorables.
A la lejanía, se ven las siluetas de las personas que van caminando y, sin importar en qué tono o cómo les llamemos, ellos jamás volverán su vista hacía nosotros.
Te extraño, amigo.
Honestamente, jamás creí que tú y yo pudieramos ser una pareja, pero claro que te quiero. Te echo de menos a ti y a tus comentarios aleatorios que varias veces me hacían sonreír.
¿Por qué eres/eras tan terco? ¿Qué acaso nunca notaste que yo no te veía como algo más? No eramos novios ni pretendía yo ser tu pareja. Quizá no fui lo suficiente clara por miedo a que te alejaras de esta forma. Razón no me faltaba para ser cautelosa y un poco cruel.
Hoy ya ni marcarte, ni mandarte un mensaje.
Sé que jamás cambiaría a la persona que está mi lado por ti, pero no por eso dejas de ser mi amigo.
Aunque sea cruel.
Aunque ya ni me puedas creer.